cursoseft.com

Mejora tu vida RECONTANDO tu historia

¿Qué historia te cuentas?

¿Qué historias te cuentas una y otra vez?

¿Sabes que tu historia, la que cuentas sobre ti una y otra vez, está distorsionando tu presente y creando tu futuro?
¿Quieres un futuro diferente y estás contando una y otra vez tu antigua y falsa historia?

Algo no va.

Tu cerebro no diferencia entre realidad y ficción, por eso las películas tienen tanto éxito, debido a que crean para tu cerebro una experiencia que le parece tan real como la vida misma  y en consecuencia pone en funcionamiento los mecanismos que segregan las hormonas creando las emociones  y las reacciones como si fuese real lo que pasa en la pantalla.

Las lágrimas de tristeza en un drama, las risas y el sentimiento de  bienestar y alegría en una comedia, los puños y mandíbulas apretados por el miedo en una película de terror, etc. Pone de manifiesto como estos mecanismos funcionan.

La mente, tu Yo consciente, si que diferencia entre realidad y ficción, o por lo menos eso debería hacer, pero al repetir una historia continuamente crea y ancla  una realidad en tu vida.

¿Quién serías sin tu historia? ¿Qué sostienes y justificas de tu vida a través de tu historia?

Cuando hablas de tu vida, tus padres, tu pareja, hijos, el gobierno, etc., que es lo que te cuentas a ti mismo y de que forma sostiene eso tu forma de ser y justifica tus resultados.

Puedes tener EXCUSAS o RESULTADOS pero no ambos

– T.Harv Eker -Autor de Secretos de la Mente Millonaria-

Una forma fácil de cambiar tus resultados en el presente es dejar de repetirte la misma historia una y otra vez, en la fuiste pobre, en la que no te querían, enla que vivías frustrada/o por X motivo.

Que la dejes de contar a todo el que te encuentres te dará muy buenos resultados, pero aún puedes mejorarlo más.

Si además de dejar de contarlo provees a tu cerebro de información adicional para crear tu realidad ¡¡este estará encantado!!

La forma de proveer esta información será recontar tu historia.

Vamos a hacer un ejercicio muy simple.

Escoge un área que quieras mejorar en tu vida (ya sabes, profesional, personal, financiera, espiritual, etc.).

Escribe tu historia de forma resumida en esa área. Puede ser algo así

“Me gusta mucho meditar, pero nunca
encuentro el tiempo para hacerlo, desde que dejé de asistir a las
reuniones con mi maestro no he podido volver a hacerlo, y me siento
muy mal con esto, ya que sé que me ayudaría mucho a sentirme bien, además
ya no sé por donde empezar ni que hacer, etc…”

 

Y ahora permítete modificarla de forma que sea lo que te gustaría
estar viviendo en lugar de eso. Que sea totalmente perfecto. Tómate el
tiempo para editarlo hasta que estés totalmente satisfecho.

Trata de integrar todo tipo de detalles que le den autenticidad y profundidad a tu nueva versión.

Por ejemplo:

“Miro por la ventana y veo el sol despuntar, me siento en profunda paz, esta sesión de meditación ha sido muy expansiva y siento mi cuerpo y mi mente más ligeros. Me pongo en pie estirando con suavidad mis piernas y siento el contacto suave de la madera en mis pies. Amanece, escucho a los pájaros cantar y mi corazón baila. Sé que me espera un largo y precioso día”.

¿Cómo te sientes cuando lo lees?

Mejor ¿No?

Ahora es tu turno. Y si tu mente te está diciendo que eso
es mentirse… Pues dile que contarse una historia aunque creas que es la
verdad también lo es, y más si te hace daño, ya que es una percepción
limitada de la realidad.

Tú no te estás mintiendo, tú estás creando. Ya sabes lo que pasó,
y es mejor que tengas paz con lo que pasó, pero mientras eso sucede, de
que te sirve seguir contándote una historia que te limita y hace sufrir.

Una vez la has creado, permítete disfrutarla, saborearla,
es decir, repítetela cada día, imagínala con todos tus sentidos y observa
como tu vida cambia.

Muchas veces creemos que por hacer bien una cosa una vez ya está,
pero realmente para anclar un resultado se necesitan muchas
repeticiones, aprendemos en base a repetición, así que repite tu nueva
historia y disfruta sus resultados.

P.D. Por cierto, si durante la lectura o visualización de
la misma no te sientes bien, modifica lo que haga falta para que te sientas
bien, ya te has repetido bastante una historia que no te gusta.

Espero que esto te sirva.

Con gratitud, Mariano

 

2 opiniones en “Mejora tu vida RECONTANDO tu historia

  1. María

    Hola, parece interesante, no conocía EFT. Empecé a leer y tengo dudas respecto a recontarse la propia historia, en el ejemplo dado la historia es sencilla y se puede recontar fácilmente, pero cuando en la historia de alguien hay maltrato, hijos con adicciones y problemas graves, etc ¿Cómo la recontás? ¿Desaparece lo que no te gusta? ¿Te inventás una historia no real pero agradable? No me queda claro esto, desde ya muchas gracias si alguien me responde.
    María Rayen

    1. Mariano Autor

      Hola María,

      En el caso de historias graves o sencillas, y quizás en el ejemplo no lo expliqué muy bien, la cuestión no es hacer “desaparecer tu histoia” si no más bien, reencuadrarla de tal forma que no sea una carga o una limitación para ti.
      Cuando tenemos la visión que “nos han maltratado, hijos con adicciones, etc” la gran mayor parte de las veces las vivimos como “algo que nos pasa”, y no “algo que hemos creado”.
      Cuando te estás diciendo a ti misma “me han maltratado” y te sientes mal por ello, te estás disminuyendo… Y las cosas no están hechas para disminuirnos, más bien para que reconozcamos nuestra grandeza…
      ¿qué otra visión puedes tener de la situación de maltrato? ¿qué estabas aprendiendo? ¿A que te llevaba a conectarte?
      ¿Estabas buscando tu propio poder, reconociendo tu capacidad de aguante, de recibir lo malo de alguien y seguir allí?
      Cuando un hijo se droga… ¿te culpas por ello? Te dices que eres una mala madre por ello o te recuentas las cosas de forma diferente… ¿Qué tal si es su elección?
      ¿Qué tal si tienes una fortaleza extrema para poder ver eso, lidiar con eso y seguir creciendo y viviendo cada día mejor?

      Cada persona, con su historia es tan solo el punto de vista que utiliza para verlo, esos puntos de vista pueden cambiar con los años, cuando nos damos cuenta que aprendimos de esa situación o cuales fueron los regalso que recibimos de eso, pero podemos hacelerar el proceso si nos permitimos ver desde otro punto de vista de responsabilidad y creación lo que hacemos en nuestra vida.
      Que un hijo se drogue no es responsabilidad del padre o madre, pero si lo que cada padre o madre hace con lo que eso les genera y las elecciones que toman.
      Espero que esto te aclarase lo que trataba de decir en esa artículo.

      Un abrazo

      Mariano Godoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *